Isla de Delft: un destino por descubrir

playa al oeste de la Isla de Delft en el norte de Sri Lanka

¿Explorando el norte de Sri Lanka y buscando aprovechar al máximo tu viaje? Entonces has de conocer la isla de Delft, un entrañable destino muy cerca de Jaffna, que si bien se incluye en guías de viaje, no es tan conocido y en la actualidad está comenzando a ser un destino popular gracias al incipiente desarrollo turístico del norte de Sri Lanka.

Puedes estar seguro que en la isla de Delft tendrás la sensación de estar en otro lugar del mundo. Es conocida también por su nombre local Neduntheevu. El nombre de Delft fue dado por los holandeses ya que tuvieron presencia en la isla durante las épocas coloniales.

barcos en el oceano desde Jaffna camino de la isla de delft norte de Sri Lanka
Barcos en la ruta de Jaffna a la isla de Delft – [TOMWYNESS] ©123RF.COM
Este exótico lugar con un paisaje idéntico al del sur de la India se encuentra a tan solo 40 kilómetros del centro Jaffna. Para llegar desde Jaffna tendrás que dirigirte al puerto de Kurikadduwan y tomar un ferry. Tras una hora en el barco llegarás a esta apartada isla rodeada de coral que seguramente te fascinará.

Realmente es aconsejable una visita de un día (o incluso medio) ya que la isla de Delft apenas tiene una extensión de 50 km2 por lo que en 4 – 5 horas podrás visitar los principales atractivos. Allí podrás coger un tuk tuk que te hará de guía o alquilar una moto o jeep, si es que tu agencia de viajes no incluye ya el guía. Atención pues las temperaturas son bastante altas, por lo que será mejor si comienzas tu experiencia a primera hora de la mañana.

A continuación descubrirás los principales atractivos de la isla de Delft.

1. Fuerte de la isla de Delft

De origen holandés, en la actualidad quedan únicamente las ruinas de Fuerte Holandés.

ruinas del Fuerte Holandes, niño local y turista
Parte de las ruinas del Fuerte Holandés – [TOMWYNESS] ©123RF.COM
A diferencia del resto de fuertes de Sri Lanka, esta fortaleza es la única de la antigua Ceilán construida con caliza y coral del océano. Además, el paisaje del lugar es espectacular.

 

2. Ponis en libertad

Si en Mannar encuentras burros campando a sus anchas, en la isla de Delft podrás ver ponis en libertad. De hecho, es uno de los atractivos más representativos de la isla de Delft.

dos ponies en libertad en la isla de Delft norte de Sri Lanka
Ponis en la isla de Delft – [TOMWYNESS] ©123RF.COM
¿Cómo llegaron los ponis a la isla de Delft? Los portugueses los trajeron en el siglo XVI para servir al ejército y tras eso, se establecieron ranchos para cuidar de ellos (hasta comienzos del siglo XX) hasta que estos desaparecieron. Tras cerrar los ranchos, los ponis quedaron libres. No obstante no te confíes ya que aunque estén en libertad, muchos de los ponis tienen dueño y están protegidos por el gobierno.

 

3. El palomar y el establo

La época colonial dejó en la isla de Delft un legado arquitectónico que no encontrarás en otras partes de Sri Lanka.

antiguo palomar en el establo cerca del Fuerte Holandes
El palomar y parte de las ruinas – [TOMWYNESS] ©123RF.COM
El palomar acogía a palomas mensajeras que los holandeses utilizaban para enviar mensajes entre la isla de Delft y Jaffna.

pilares del antiguo establo en la Isla de Delft

Por otro lado, los restos del establo están compuestos por 64 columnas y si tienes la suerte de visitarlo cuando el área se encuentra inundada, el paisaje es simplemente fascinante. Situados en las inmediaciones del Fuerte Holandés, ambos son lugares muy recomendados especialmente si te gusta sacar fotos

 

4. La Huella Gigante

Uno de esos misterios de la naturaleza repleto de mitos y leyendas que no puede pasar inadvertido en tu viaje a la isla de Delft.

huella de Adan en la isla de Delft norte de Sri Lanka
Huella gigante rodeada de piedras – [TOMWYNESS] ©123RF.COM
Como su nombre indica, la huella mide un metro de longitud y se encuentra incrustada en la roca. De acuerdo a la leyenda, solo un gigante pudo haberla dejado. Algunos dicen que es la huella de Buda, otros que es la huella de Adán. Según los hindúes de la zona, la huelle pertenece al dios Hanuman.

 

5. El árbol Baobab

Al igual que en Mannar, el la isla de Delft también encontrarás un baobab solo que ¡este es gigante!

Una placa cerca del árbol indica que los baobabs fueron plantados por comerciantes árabes en Sri Lanka durante el siglo XVI. Por otro lado, también se cree que su origen se debe a las hojas de baobabs que caían al suelo utilizadas para alimentar a los camellos durante las rutas comerciales, dando lugar a este fascinante árbol.

baobab gigante y señor local delante del arbol
El Baobab de Delft – [TOMWYNESS] ©123RF.COM
Fuera como fuera el origen, el baobab no es un árbol endógeno de Sri Lanka y desde luego solo contemplarlo te hará viajar al pasado ya que lleva siglos en la isla de Delft.

 

6. Growing Rock

Traducido como la roca que crece, este fenómeno de la naturaleza es otra prueba de que la isla de Delft está repleta de leyendas.

Aparentemente la roca crece unos pocos centímetros cada año, lo cual lleva a muchas personas a considerar al lugar sagrado. Además, la forma de la roca se asemeja a la de una lingam, un símbolo de Shiva. Y es probablemente por esta razón que el templo fue construido al lado. Otros dicen que la roca se asemeja a una cobra, animal sagrado para los budistas de Sri Lanka.

growing rock en la isla de delft

La versión más aceptada es que que la roca es simplemente un trozo de coral. Y es que el coral rodea a la isla de Delft, aparte de estar presente en la tierra cercana a algunas zonas de playa.

Independientemente de su origen, la roca lleva ahí siglos y deberías incluirla en tu lista de atractivos al viajar a la isla de Delft.

 

7. Playa de Delft

Puedes imaginar que dada la localización y la tranquilidad de la isla de Delft, encontrarás playas desiertas prácticamente para ti en buenas partes de la isla. Cerca del Fuerte tienes una que probablemente por su cercanía sea ideal para pasar la tarde y disfrutar de su tranquilidad.

bote, cielo azul y plaza en la isla de Delft norte de Sri Lanka
Playa al oeste de la isla – [TOMWYNESS] ©123RF.COM
Si has alquilado un jeep, moto o vas con tuk tuk podrás dirigirte a alguna de sus numerosas playas y apreciar la vida local con sus pescadores.

__________

Sal de las rutas habituales y complementa tu experiencia en Jaffna visitando la isla de Delft. Desde luego que la experiencia merecerá la pena y siempre te quedará el recuerdo de haber estado en uno de los lugares más recónditos y exóticos de Sri Lanka.

La isla de Delft es un lugar espectacular que te sorprenderá especialmente si eres de aquellos que buscan los destinos más auténticos y menos desarrollados.

¡Compártelo!

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin
Share on reddit
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Esta web utiliza cookies propias para ofrecerte la mejor experiencia de navegación y recoger información estadística. Para más info sobre las cookies haz clic aquí. Al continuar navegando aceptas el uso de cookies.